Kelvin a centígrados

Calculadora de conversión de Kelvin a centígrados

centígrados a Kelvin (Intercambiar unidades)

293.15K = 20°C

Precisión

Nota: Puedes aumentar o disminuir la precisión de esta respuesta seleccionando el número de cifras significativas requeridas en las opciones que se encuentran arriba del resultado.

Fórmula de conversión de Kelvin a Celsius (K a ℃)

Centígrados = Kelvin - 273.15

Cálculo de Kelvin a Centígrados

Centígrados = Kelvin - 273.15

Centígrados = 0 - 273.15

Centígrados = -273.15

Esta página en inglés:

Kelvin to Celsius (K to °C)

¿Cómo convierto de Kelvin a Celsius?

Convertir de Kelvin a Celsius es un proceso sencillo que implica restar 273.15 a la temperatura dada en Kelvin. La escala Kelvin es una escala de temperatura absoluta, donde 0 Kelvin (K) representa el cero absoluto, el punto en el que cesa todo movimiento molecular. Por otro lado, la escala Celsius es una escala de temperatura relativa, donde 0 grados Celsius (°C) representa el punto de congelación del agua y 100 grados Celsius representa el punto de ebullición del agua a presión atmosférica estándar.

Para convertir una temperatura de Kelvin a Celsius, simplemente resta 273.15 a la temperatura dada en Kelvin. Por ejemplo, si tenemos una temperatura de 300 Kelvin, la conversión sería la siguiente: 300 K - 273.15 = 26.85 °C

Por lo tanto, una temperatura de 300 Kelvin es equivalente a 26.85 grados Celsius. Es importante tener en cuenta que la escala Kelvin se utiliza a menudo en aplicaciones científicas e ingenieriles, donde se requieren mediciones de temperatura absoluta. La escala Celsius, por otro lado, se utiliza comúnmente en la vida cotidiana y en los pronósticos del tiempo. Comprender cómo convertir entre estas dos escalas es esencial para mediciones y comparaciones precisas de temperatura.

¿Por qué convertir de Kelvin a Celsius?

La conversión de Kelvin a Celsius es una práctica común en el campo de la ciencia y la ingeniería. Si bien tanto el Kelvin como el Celsius son escalas de temperatura, tienen diferentes puntos de partida y unidades de medida. La escala Kelvin es una escala de temperatura absoluta, donde cero Kelvin (0 K) representa el cero absoluto, el punto en el que cesa todo movimiento molecular. Por otro lado, la escala Celsius es una escala de temperatura relativa, donde cero grados Celsius (0 °C) representa el punto de congelación del agua.

Convertir de Kelvin a Celsius es útil por varias razones. En primer lugar, la escala Celsius se utiliza más comúnmente en la vida cotidiana y en muchas aplicaciones científicas. Al convertir temperaturas de Kelvin a Celsius, se vuelve más fácil relacionarlas con rangos de temperatura familiares y comprender sus implicaciones prácticas. Además, muchas fórmulas y ecuaciones científicas se basan en la escala Celsius, por lo que es necesario convertir temperaturas de Kelvin a Celsius para cálculos precisos. Además, convertir de Kelvin a Celsius permite una comparación y análisis más fácil de los datos de temperatura, ya que se alinea con la escala de temperatura comúnmente utilizada en pronósticos del tiempo, estudios climáticos y otras investigaciones científicas. En general, convertir de Kelvin a Celsius es esencial para la practicidad, compatibilidad y mejor comprensión de las mediciones de temperatura.

Acerca de Celsius

Celsius y Kelvin son dos escalas de temperatura comúnmente utilizadas en el campo de la ciencia y la vida cotidiana. La escala Celsius, también conocida como escala centígrada, lleva el nombre del astrónomo sueco Anders Celsius. Se basa en el concepto de dividir el rango entre los puntos de congelación y ebullición del agua en 100 intervalos iguales. El punto de congelación del agua se define como 0 grados Celsius, mientras que el punto de ebullición se define como 100 grados Celsius a presión atmosférica estándar.

La escala Celsius se utiliza comúnmente en pronósticos del tiempo, termómetros domésticos y cocina, mientras que la escala Kelvin se utiliza principalmente en experimentos científicos, termodinámica y cálculos que involucran gases.

Acerca de Kelvin

Kelvin, también conocido como la escala Kelvin, es una unidad de medida para la temperatura en el Sistema Internacional de Unidades (SI). Recibe su nombre del físico escocés William Thomson, 1er Barón Kelvin, quien hizo importantes contribuciones al campo de la termodinámica. La escala Kelvin se basa en el punto de cero absoluto, que es la temperatura más baja posible donde cesa todo movimiento molecular.

A diferencia de la mayoría de las escalas de temperatura, Kelvin no utiliza grados. En su lugar, mide la temperatura en kelvin (K). La escala Kelvin se utiliza a menudo en aplicaciones científicas e ingenieriles, especialmente en campos como la física, la química y la meteorología. Se considera una escala de temperatura absoluta porque parte del cero absoluto, que equivale a -273.15 grados Celsius o -459.67 grados Fahrenheit.

Una de las principales ventajas de la escala Kelvin es que permite mediciones precisas y consistentes de la temperatura. Es particularmente útil en investigaciones científicas y cálculos que involucran gases, ya que se relaciona directamente con la energía cinética de las moléculas. Además, la escala Kelvin se utiliza en muchas fórmulas y ecuaciones científicas, lo que la convierte en una herramienta esencial para científicos e ingenieros en todo el mundo.

¿Qué sucede en el cero absoluto (0K)?

A temperatura absoluta cero, también conocida como 0 Kelvin (0K) o -273.15 grados Celsius, es el punto más bajo posible de la temperatura. A esta temperatura extrema, la energía cinética de los átomos y las moléculas alcanza su mínimo, lo que hace que se detengan por completo. Como resultado, todo movimiento molecular cesa y la materia se vuelve tan quieta como puede ser.

A esta temperatura, ocurren varios fenómenos fascinantes. Uno de los más notables es la completa ausencia de energía térmica. Como no hay movimiento molecular, no hay transferencia de calor de un objeto a otro. Esta ausencia de energía térmica tiene implicaciones significativas para varias propiedades físicas. Por ejemplo, los materiales se vuelven extremadamente quebradizos y su resistencia eléctrica se reduce a cero. Además, los gases se condensan en líquidos y los líquidos se solidifican, ya que la falta de movimiento molecular les impide mantener su estado fluido.

Los científicos nunca han logrado alcanzar el cero absoluto en la práctica, ya que es un concepto idealizado. Sin embargo, al enfriar sustancias a temperaturas extremadamente bajas, han podido observar y estudiar los efectos de acercarse al cero absoluto. Estos experimentos han proporcionado conocimientos valiosos sobre el comportamiento de la materia y han llevado al desarrollo de tecnologías como los superconductores y los condensados de Bose-Einstein.

¿Por qué no se puede ir por debajo de -273.15°C?

La temperatura de -273.15°C, también conocida como cero absoluto, es la temperatura más baja posible que se puede alcanzar en el universo. Es el punto en el cual todo movimiento molecular cesa y no es teóricamente posible una disminución adicional en la temperatura. A esta temperatura, la energía cinética de las partículas alcanza su mínimo y se detienen por completo.

El concepto de cero absoluto se basa en la escala Kelvin, que es una escala de temperatura absoluta. A diferencia de las escalas Celsius o Fahrenheit, la escala Kelvin comienza desde el cero absoluto como su punto de partida. En la escala Kelvin, el cero absoluto se define como 0 Kelvin (0K). Esta escala se utiliza en aplicaciones científicas e ingenieriles donde se requieren mediciones precisas de temperatura.

Ir por debajo de -273.15°C o 0K no es posible porque viola las leyes de la termodinámica. A medida que la temperatura disminuye, la energía de las partículas disminuye y pierden su capacidad de movimiento. En el cero absoluto, las partículas no tienen energía para ceder y cualquier disminución adicional en la temperatura requeriría que poseyeran energía negativa, lo cual no es físicamente posible. Por lo tanto, -273.15°C o 0K representa el límite inferior de temperatura en nuestro universo.

¿Por qué no se puede obtener un valor Kelvin negativo?

Kelvin es la unidad de medida para la temperatura en el Sistema Internacional de Unidades (SI). Es una escala de temperatura absoluta, lo que significa que comienza en el cero absoluto, que es la temperatura más baja posible. El cero absoluto se define como 0 Kelvin (K) o -273.15 grados Celsius (°C). La escala Kelvin se basa en el comportamiento de los gases, donde la temperatura es directamente proporcional a la energía cinética promedio de las partículas.

La razón por la cual no se puede tener un valor Kelvin negativo está arraigada en el concepto de temperatura en sí misma. La temperatura es una medida de la energía térmica de un sistema y representa la dirección en la que fluye el calor. En el cero absoluto, las partículas en un sistema tienen la energía mínima posible y están en su estado de movimiento más bajo posible. Como resultado, no hay un nivel de energía más bajo al que llegar y no es físicamente posible que un sistema tenga menos energía que el cero absoluto.

En esencia, los valores negativos de Kelvin implicarían que un sistema tiene menos de cero energía térmica, lo cual contradice los principios fundamentales de la termodinámica. Por lo tanto, la escala Kelvin no se extiende a valores negativos. Es importante tener en cuenta que las temperaturas negativas sí existen en otras escalas de temperatura, como las escalas Celsius y Fahrenheit, pero estas escalas no son absolutas y no representan las mismas propiedades físicas que la escala Kelvin.

¿Por qué se cita Kelvin como K y no °K?

Esta elección de abreviatura se basa en el hecho de que Kelvin es una escala de temperatura absoluta, donde cero Kelvin (0 K) representa el cero absoluto, el punto en el cual cesa todo movimiento molecular. A diferencia de las escalas Celsius y Fahrenheit, que tienen puntos de cero arbitrarios, la escala Kelvin se basa en la temperatura termodinámica absoluta.

Al omitir el símbolo de grado, se enfatiza que Kelvin no es un grado, sino una unidad de medida por sí misma, que representa la magnitud de la temperatura en relación al cero absoluto. El uso de "K" en lugar de "°K" para Kelvin es resultado de la convención del SI de reservar el símbolo de grado para escalas de temperatura relativas. Esta distinción resalta la naturaleza absoluta de la escala Kelvin y su referencia al cero absoluto.

 

Tabla de Kelvin a Centígrados

Valor inicial
Incremento
Precisión
Kelvin
Centígrados
0K
0.00000°C
1K
1.00000°C
2K
2.00000°C
3K
3.00000°C
4K
4.00000°C
5K
5.00000°C
6K
6.00000°C
7K
7.00000°C
8K
8.00000°C
9K
9.00000°C
10K
10.00000°C
11K
11.00000°C
12K
12.00000°C
13K
13.00000°C
14K
14.00000°C
15K
15.00000°C
16K
16.00000°C
17K
17.00000°C
18K
18.00000°C
19K
19.00000°C
Kelvin
Centígrados
20K
20.00000°C
21K
21.00000°C
22K
22.00000°C
23K
23.00000°C
24K
24.00000°C
25K
25.00000°C
26K
26.00000°C
27K
27.00000°C
28K
28.00000°C
29K
29.00000°C
30K
30.00000°C
31K
31.00000°C
32K
32.00000°C
33K
33.00000°C
34K
34.00000°C
35K
35.00000°C
36K
36.00000°C
37K
37.00000°C
38K
38.00000°C
39K
39.00000°C
Kelvin
Centígrados
40K
40.00000°C
41K
41.00000°C
42K
42.00000°C
43K
43.00000°C
44K
44.00000°C
45K
45.00000°C
46K
46.00000°C
47K
47.00000°C
48K
48.00000°C
49K
49.00000°C
50K
50.00000°C
51K
51.00000°C
52K
52.00000°C
53K
53.00000°C
54K
54.00000°C
55K
55.00000°C
56K
56.00000°C
57K
57.00000°C
58K
58.00000°C
59K
59.00000°C
Kelvin
Centígrados
60K
60.00000°C
61K
61.00000°C
62K
62.00000°C
63K
63.00000°C
64K
64.00000°C
65K
65.00000°C
66K
66.00000°C
67K
67.00000°C
68K
68.00000°C
69K
69.00000°C
70K
70.00000°C
71K
71.00000°C
72K
72.00000°C
73K
73.00000°C
74K
74.00000°C
75K
75.00000°C
76K
76.00000°C
77K
77.00000°C
78K
78.00000°C
79K
79.00000°C

Enlaces populares